Cultura

Lo rural: pioridad en el II Plan de impulso de la lectura

Los núcleos rurales, los colectivos desfavorecidos y la alfabetización digital son la prioridad del II Plan de Impulso de la Lectura en Andalucía en el que se invertirán 6,6 millones de euros durante los próximos dos años para dar continuidad a la estrategia iniciada en 2005 con el fin de mejorar los índices de este hábito en la comunidad autónoma.

En concreto, con el objetivo de eliminar barreras en el acceso a la lectura, la Junta colaborará con las administraciones locales de los municipios de menos de 50.000 habitantes para para desarrollar planes experimentales y  promoverá iniciativas dirigidas a desempleados de larga duración, centros de educación permanente de personas adultas y residencias y centros de día para mayores.

En cuanto a la alfabetización digital, se reforzará la colaboración entre las bibliotecas públicas y la Red Guadalinfo de centros de acceso público a internet y se pondrán en marcha medidas como la edición de material didáctico para autoformación y la creación de una base de datos de experiencias tecnológicas promovidas por docentes.

En materia de dotaciones, las prioridades se dirigen ahora a culminar la incorporación de las últimas tecnologías y el uso de las herramientas 2.0 en las actividades de fomento de la lectura. Asimismo, el plan prevé mejorar la accesibilidad de estos centros con material como lupas y atriles; la elaboración de recursos específicos, principalmente audiolibros y colecciones en ‘braille’ para personas con discapacidad, y la ampliación del número de centros escolares que abren sus bibliotecas a todo el público en horario no lectivo (actualmente el 42% de los colegios e institutos públicos andaluces).

Respecto al balance del primer plan desarrollado desde 2005, además de la extensión de la cobertura de la red bibliotecaria pública al 98% de la población y la generalización de los clubes de lectura, destaca también el respaldo de la Administración autonómica al sector editorial con unos incentivos que han superado los 6,5 millones de euros.

Las políticas desarrolladas por la Junta han tenido su reflejo en el aumento del índice de lectores en la comunidad autónoma. De acuerdo con los últimos datos del Observatorio de la Lectura, correspondientes al primer trimestre de 2011, este índice se sitúa en el 87,7% de la población andaluza de más de 14 años, frente al 83,3% de 2004.

En cuanto al tipo de contenido, tanto en soporte impreso como digital, destaca el predominio de los periódicos (74%) y los libros (54,4%), seguidos de las revistas (46,1%) y los cómics (17,9%). La mejora de los índices se refleja especialmente en el grupo de lectores frecuentes de libros en tiempo libre, que en los últimos dos años ha aumentado desde el 34,4% al 38%.

To Top