Cultura

Cuartillos denuncia una oleada de robos

El delegado de Alcaldía de la barriada rural de Cuartillos, Francisco Candelera, ha denunciado públicamente una oleada de robos que vienen sufriendo viviendas particulares, negocios, instalaciones públicas y fincas agrícolas, durante las últimas semanas. Robos que vienen motivados, según Candelera, por la baja presencia policial y la escasa  iluminación pública de la barriada.

Durante el mes de marzo, explica, se han producido una serie de robos en la barriada rural de Cuartillos quemantienen «con el alma en vilo a todo su vecindario». De forma continuada y en diversos puntos de este enclave rural, los amigos de lo ajeno han elegido la noche para perpetuar sus actos, aprovechando la escasa iluminación de las farolas, ya que muchas se encuentran fundidas. Los actos delictivos se han llevado a cabo principalmente en la zona de la plaza de la Iglesia y alrededor de los centros públicos de la barriada, en viviendas particulares, negocios y zonas agrícolas.

De este modo, en pocas semanas, se ha sucedido el robo de las puertas de aluminio del patio del colegio, la sustracción de las baterías de antena de Internet situadas en los Depósitos de Aguas Jerez y el hurto de unas 200 estacas de sarmiento en la viña “La Blanca”. De igual modo, se han producido algunos allanamientos de morada en vivienda particulares donde se han robado joyas y otras pertenencias, ssí como en algunos establecimientos comerciales, donde ha sido mayor el coste del destrozo causado que el valor de lo sustraído. Los ladrones también se han cebado con las instalaciones públicas, de hecho, han intento robar la baranda del Centro de Salud, que en estos momentos se encuentra descolgada. E incluso la cruz de la iglesia de Nuestra Señora de la Paz ha desaparecido.

La Asociación de Vecinos/as de Cuartillos “La Esperanza” y el delegado de Alcaldía, Francisco Candelera, denuncian el aumento de estos hechos delictivos en nuestra barriada e instan a la autoridad competente en materia de seguridad ciudadana, a aumentar la presencia policial en este enclave, ya que el mayor tiempo del turno de las patrullas se destina a la pedanías, disminuyendo la presencia en núcleos rurales que, como el caso de Cuartillos, superan incluso el número de habitantes de algunas pedanías.

To Top