Campiña

El PSOE-A dice que Pelayo tiene «ahogadas a las pedanías»

Una imagen de La Barca de la Florida

Una imagen de La Barca de la Florida

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Luis Flor, considera que Pelayo tiene “ahogadas económicamente” a las siete pedanías jerezanas, una actitud que significa hacerle “un enorme daño” a los miles de ciudadanos que residen en estos puntos del término municipal. “Discriminar a los jerezanos según vivan en un lugar u otro es deplorable, resulta vergonzoso, es ya lo último que puede hacer quien se llama servidor público”.

“En el proceso de desatención de las pedanías existe una nula voluntad, política y personal, de apostar por las pedanías. Esto da como resultado que casi un año después de que el pleno aprobase el nuevo estatuto para las pedanías, no se haya hecho absolutamente nada y todo esté paralizado”.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista también criticó que Pelayo haya seguido sus habituales pautas de conducta, esto es, el “yo mando y yo decido sin importarme qué piensen los jerezanos”. “Lo mínimo que podía hacer la alcaldesa, en los pocos ratos que le dedica a Jerez, es sentarse con los representantes de las pedanías, oír sus opiniones, sugerencias y buscar alternativas y acuerdos con ellos. Por el contrario, no contesta ni a las alegaciones que presentaron los alcaldes al texto propuesto”.

Flor tiene claro que a la alcaldesa le dan igual asuntos esenciales para los jerezanos, como el referente a los ciudadanos de las pedanías o al empleo. “En octubre anunció un Plan de Empleo para contratar a un millar de personas y todavía hoy seguimos esperándolo. Pelayo no se atreve a dar las razones del retraso porque no puede decir la verdad: que quiere acercar esta medida a la fecha de las elecciones municipales, haciendo burdas maniobras de electoralismo. El modo de actuar de Pelayo está quedando muy claro, el criterio es, ¿me puede dar votos? y no el que ha de imperar en cualquier administración, que no es otro que ayudar al ciudadano a resolver sus problemas que en estos momentos, en Jerez, son muchos y muy importantes”.

Sobre el traspaso de la gestión del agua a las pedanías, que no se ha producido, Flor manifestó que no se trata sino de “un capítulo más del desastre que ha significado la venta de un patrimonio fundamental para la ciudad”. “A quienes apuestan por la gestión pública, la alcaldesa, con alevosía y nocturnidad, los castiga, ignorándolos, no haciendo caso a sus justas demandas, sencillamente porque no coinciden con sus propios pensamientos”.

To Top