Campiña

Macrooperación contra la droga en la zona rural de Jerez

Las entidades locales de El Torno y La Barca de la Florida y las barriadas rurales de Mesas de Asta, Gibalbín  y El Portal han sido algunos de los escenarios de la zona rural de Jerez en los que la Guardia Civil ha llevado a cabo estos días una macrooperación contra la droga.

En concreto, la Guardia Civil de Cádiz ha puesto a disposición judicial a 19 personas como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas en su modalidad de cultivo o elaboración. Estas detenciones se enmarcan en la fase de intensificación, que desde la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz se realiza cada año en estas fechas, que son las de mayor actividad entre quienes se dedican a estas labores ilícitas. Es de destacar la errónea creencia de algunas personas que piensan que esta conducta carece de consecuencias, recalcando que el cultivo de marihuana esta castigado con hasta tres años de prisión.

Este operativo desarrollado por Unidades de la Guardia Civil de la Compañía de Jerez, y con el apoyo del Equipo ROCA de la Comandancia, se ha realizado por zonas territoriales, destacando el alto grado de colaboración e intercambio de inteligencia entre todas las Unidades, que ha llevado a identificar y erradicar hasta 18 plantaciones de esta droga, practicando 7 registros domiciliarios, y destruyendo un total de 524 plantas cuyo valor en el mercado superaría con creces el medio millón de euros.

La primera fase se realizó en la Barriada rural de Mesas de Asta, donde tras dos registros domiciliarios, se detuvieron a seis personas por delitos de cultivo y/o elaboración de drogas, la desarticulación de siete plantaciones y la aprehensión de 228 plantas.

La segunda fase se realizó en Gibalbín, donde se detectó una plantación ubicada en una vivienda. Por ello, tras obtener los indicios suficientes, se solicitó el correspondiente mandamiento de entrada y registro domiciliario, dando como resultado la incautación en el patio trasero de la vivienda de 11 plantas con un peso de 63 kilos y un valor de mercado de 71.694 €, por lo que se detuvieron a los tres presuntos responsables de un delito contra la salud pública.

La tercera fase se desarrolló en la localidad de Algar, donde se incautaron siete plantas y se detuvieron a los dos responsables de las plantaciones por delitos de contra la salud pública.

La cuarta fase se desarrolló en la barriada rural de El Portal, donde se localizaron dos plantaciones ubicadas en dos viviendas, una de ellas junto al Colegio de Educación Infantil y Primaria de la barriada, donde se incautaron un total de 23 plantas y se detuvo a dos personas.

La quinta fase se llevó a cabo en el Poblado de Doña Blanca, donde el análisis de la información obtenida, desveló la existencia de dos plantaciones ubicadas en sendos domicilios. En el primero de ellos, y tras obtener el mandamiento de entrada y registro de la vivienda, se comprobó que las plantas se encontraban en un huerto interior que incorporaba una malla de ocultación, en el interior del cual crecían 14 plantas de marihuana, alcanzando alguna de ellas los 3 metros de altura, por lo que se procedió a la detención del responsable de la misma por un delito contra la salud pública.

La segunda entrada y registro se realizó en la zona conocida como Pinosolete, donde nada más comenzar se localizaron tres plantas de grandes dimensiones, con una altura de un metro y medio aproximadamente cada una, semi ocultas en un huerto, entre plantas de maíz. Continuando con el registro de la propiedad, se encontraron en el interior de un invernadero, 130 plantas, teniendo las mismas una altura de un metro aproximadamente. Seguidamente, se realizó el registro de un cuarto, donde se encontró una plantación tipo “indoor”. Se trataba de un cuarto perfectamente equipado para el cultivo de plantas de cannabis, incorporando equipos de aire acondicionado, cuatro focos de luz de 600 vatios, ventiladores, extractores, medidores de temperatura y forrado de paredes. Se contabilizaron en su interior 90 plantas de cannabis en maceteros, encontrándose en fase de crecimiento. En total se aprehendieron 226 de plantas. Por todo ello, se procedió a la detención un individuo como supuesto autor de un delito contra la salud pública.

La sexta y última fase, se desarrolló en la localidad de La Barca de la Florida, donde un análisis detallado de la información obtenida por los guardias civiles, desveló la existencia de 4 plantaciones. En la primera de ellas se incautaron ocho plantas de medio metro cada una, por lo que se procedió a la detención del responsable de la misma.

La segunda plantación se localizó cuando el responsable de la misma ya había recolectado y se encontraba en fase de secado de la droga, por lo que la incautación fue de 13,2 kilogramos, deteniendo también al responsable por un delito contra la salud pública.

La tercera plantación se encontraba en un domicilio, donde tras realizar la entrada y registro, se localizó un huerto en el que se hallaban los troncos cortados de las plantas. Posteriormente, al realizar una inspección del cuarto de labranza, se encontraron, gran cantidad de plantas de marihuana colgadas en cordeles con el fin de proceder a su secado natural, con un peso total de 8,5 kilogramos. Por todo lo que se procedió a la detención de un individuo por un supuesto delito contra la salud pública.

La cuarta plantación, se localizó en unos huertos familiares de El Torno, donde se pudo comprobar la existencia de un cultivo de plantas marihuana, en proceso de secado con un peso total de 12 kilogramos, por lo que se procedió a la detención de un individuo por un delito contra la salud pública.

To Top