Información de la noticia

Autor

FAEM debate este sábado el Decreto de la Junta sobre las ELAs

La Federación Andaluza de Entidades Locales Municipales, FAEM, celebrará el próximo sábado, día 10 en Antequera su Asamblea General. El punto más importante de los seis que prevé abordar FAEM en su asamblea es la respuesta que la Federación prevé dar al  borrador de Decreto que la Junta de Andalucía ha realizado a través de la Consejería de Presidencia y Administración Local en respuesta a la demanda casi histórica de regulación de las Elas.

La ponencia que abordará la Asamblea ha sido redactada por la dirección de Faem y respaldada provisionalmente por la inmensa mayoría de las Entidades Locales Autónomas de Andalucía a expensas del resultado final que se debatirá en la citada Asamblea General del sábado.

Para FAEM, “este Decreto llega tarde y mal, como se suele decir”, según indica su presidente, Antonio Martín Cabanillas, “puesto que la Ley es de 2010 y hasta el momento no ha tenido un desarrollo a través de un reglamento, como la mayoría de las leyes requieren, con los consiguientes efectos dañinos a las ELAs andaluzas. Esa es nuestra primera crítica: un reglamento que debía haber llegado doce meses después de la Ley, lleva ocho años de retraso”.

La Federación tampoco considera que un Decreto sea la disposición legal más adecuada para reformar la Ley de Autonomía Local de Andalucía, 5/2010, ni tampoco la Ley de participación de las Entidades locales en los tributos de la Comunidad Autónoma (ley que por cierto no ampara en su financiación a las Elas). A juicio de FAEM, “son leyes, que más bien necesitan una modernización al menos en lo concerniente a las Elas y segregaciones; y una reforma que debería extenderse a otras normas como la Ley de Bienes de Andalucía o el Decreto de Deslinde que también están afectadas”. Esta necesidad de desarrollar, clarificar e incluso reformar la LAULA es una demanda de FAEM “casi desde el mismo momento de la aprobación de la Laula por ser una Ley, nada clarificadora sobre todo en la Financiación de las Elas, y que además se quedaba corta en cuanto a las competencias de estas, ya que cuando se promulgó en 2010 muchas de las ELAs ya ejercían más competencias que las que recogía; lo que en la práctica provocó un retroceso en el reconocimiento de éstas tres décadas atrás. Para FAEM, “las Elas en cierto modo estamos desde el punto de vista legislativo  casi como hace 33 años, es decir desde la Ley 7/85 RBRL, y de la Ley 39/88 de haciendas locales, ya que son muy pocos los avances en estas materias concretas de la legislación tanto estatal como Autonómica”; algo que no ocurre con los municipios andaluces, “muy bien regulados en cuanto a competencias y financiación en la Laula, y en la Patrica”.

“Creemos que este DECRETO”, dicen desde FAEM, “es una especie de eslogan de cara a las próximas elecciones locales, sin ninguna novedad digna de mención salvo dos artículos y una disposición final, que continúan sin aclarar o definir la financiación”. Esta pivotaría sobre le ente local, sin definir, de nuevo, la financiación desde la Diputación, la Administración Central, o desde la “coparticipación en las mancomunidades” de las que, “de nuevo, seguimos sin poder ser miembros de pleno derecho”.

Desde FAEM critican duramente que el Decreto dedica casi un 30% de su contenido al procedimiento de supresión de una ELA por el parte del municipio matriz. “No tiene sentido que dediquen muchos más artículos y contenido a la supresión que a la financiación”, explica Martín Cabanillas, “además de trascribir prácticamente palara por palabra artículos de la Laula”.  El borrador de Decreto presenta grandes vacíos como el de las segregaciones municipales, ni clarifica conceptos jurídicos “indeterminados” como usados recientemente por el Consejo Consultivo de Andalucía para dictaminar negativamente varios expedientes. El más claro ejemplo es el  artículo 93.2 C de la Laula, que recoge que “que será posible la segregación si hay una mala comunicación terrestre u orografía dificultosa entre el Municipio y el Pueblo que se quiere segregar”, un elemento de desigualdad que actúa como  elemento positivo para acceder a la segregación en un caso pero en elemento negativo en otros siete, “cuando lo grave no es que se aplique o no sino que en el siglo XXI tengamos carreteras de los años 40 del siglo XX”.

Como conclusión, desde FAEM apuntan que es un “Decreto tardío y casi estéril, a la altura del tiempo en que estamos”; pero aseguran que sigue siendo necesario modificar las leyes locales andaluzas que afectan a las ELAs, -la ley 5/2010 de Autonomía local de Andalucía y la Ley de participación de las Entidades locales en los tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica)-, contando con ellas para definir la financiación propia y la que procede de otras administraciones y aumentar sus competencias  que siguen sin variar desde 1993 así dar salida a los expedientes de segregación pendientes, removiendo los obstáculos, imposibles, que se le quieren aplicar, por conceptos jurídicos indeterminados, de dudosa legalidad y aplicabilidad en el siglo XXI.

Be Sociable, Share!

Etiquetas, , ,

No hay comentarios aun.

Dejar respuesta