Desarrollo Rural

Jerez propone dinamizar la economía rural con la modificación del PGOU

Dinamizar la economía rural y permitir el uso de actividades propias de la agroindustria en los especios propios es el objetivo de la propuesta de modificación del PGOU que propone el Ayuntamiento de Jerez y que se verá en el próximo pleno. El teniente de alcaldesa de Urbanismo, Infraestructuras y Medio Ambiente, José Antonio Díaz, ha presentado hoy junto a los responsables técnicos de la Delegación de Urbanismo Benito García Morán y José Ramón González de la Peña, la propuesta que llevará a Pleno el Gobierno local para la modificación puntual del PGOU en suelo no urbanizable en determinaciones de la ‘Ordenación Pormenorizada’, es decir, en suelos agrícolas y ganaderos de la zona rural de Jerez.

Se trata de una modificación del PGOU en suelos no urbanizables que no son de especial protección y que, entre otras cuestiones y desglosada en 10 epígrafes, “permitirá como usos propios la transformación y comercialización de productos agroalimentarios de las propias fincas como, por ejemplo, bodegas, queserías o almazaras sin tener que hacer el denominado proyecto de actuación, como se ha exigido hasta ahora en algunos casos. Esto supone el ahorro, en tiempo, de un año de tramitación porque debe pasar a evaluación de otras administraciones así como también supone ahorro del coste de tal proyecto”, ha explicado José Antonio Díaz.

De esta manera, “estamos contribuyendo a dinamizar la economía de la zona rural precisamente a través del Urbanismo, eliminando burocracia y acelerando el procedimiento. Para esta propuesta también hemos tenido en cuenta las demandas de distintos colectivos agrícolas, productores y propietarios que nos han trasladado sus aportaciones para la mejora de esta normativa”, ha añadido el segundo teniente de alcaldesa.

“Con esta, y en el plazo de un mes y medio que llevamos de mandato municipal, ya es la tercera modificación que realizamos del PGOU para facilitar, desde la flexibilidad y ajustando la normativa a la realidad de hoy, el fomento de actividad económica y el ahorro en los trámites y en los tiempos de espera para poner en marcha proyectos”, ha afirmado el segundo teniente de alcaldesa.

De igual modo, la modificación puntual que propone el Gobierno local también contempla que los invernaderos y viveros dejen de considerarse edificaciones y que, por lo tanto, se supriman exigencias respecto a ‘retranqueos’. En cambio, para instalaciones y edificaciones en general, se propone añadir el requisito de que deben resolver su suministro energético y costear tanto esa infraestructura como el resto de las necesarias para su funcionamiento.

Asimismo, la propuesta de modificación puntual que ha presentado José Antonio Díaz contempla la admisión de construcción de una vivienda para un guarda junto a una instalación industrial que lo precise. Igualmente, para garantizar la seguridad y salubridad, se propone exigir una distancia mínima de 200 metros desde una nueva edificación industrial a una vivienda en otra finca.

Para industrias, se propone volver a las condiciones de parcela mínima del Plan General anterior (2 hectáreas) para evitar que se destine a uso primario o a ningún uso una gran cantidad de suelo no ocupado por la industria a implantar. En este epígrafe se ha atendido la demanda de asociaciones agrarias y productoras.

También destaca en la propuesta que, con el objeto de que se recuperen edificios patrimoniales en el suelo no urbanizable, que las distancias mínimas de 1.000 metros de las instalaciones hosteleras y hoteleras a suelos urbanos y urbanizables o de 500 metros a ‘Hábitats Rurales Diseminados’ no sean de aplicación en estos casos de edificios catalogados por razones de su interés arquitectónico. “Ello contribuye, por ejemplo, al mantenimiento y adecentamiento de las casas de viñas autóctonas y distintivas de Jerez”, ha afirmado García Morán.

En este sentido, el técnico municipal ha manifestado que “con esta modificación se adecúa la normativa municipal a la autonómica y a la estatal”.

En cuanto a la energía solar fotovoltaica, el Gobierno local propone modificar la regulación de las instalaciones de energía solar, y dejar así de asociarlas al sistema de implantación de parques eólicos o industrias incompatibles con el medio urbano debido a que las circunstancias de explotación y su incidencia medioambiental son muy diferentes. Cuando se redactó el PGOU “se fijaban unas condiciones provisionales mientras no se redactara un Plan Especial de Ordenación de Recursos Energéticos Solares”, ha explicado Díaz. “Este plan, tras diez años desde la entrada en vigor del PGOU no llegó a redactarse, por lo que es necesario actualizar estas condiciones de las instalaciones de energía solar”.

 

De igual modo, en virtud de tal modificación se homogeneizará y equiparará el uso del suelo destinado a gasolineras en suelo rural con el de suelo urbano. De esta manera, los requisitos serán los mismos tanto para la estación de servicio en sí misma como para sus servicios anexos de restauración y hostelería tanto en el casco urbano como en el término rural “ya que había dos normativas para un mismo uso”.

 

Por último, la modificación propone admitir la posibilidad de construir una vivienda para el guarda anexa a los equipamientos y usos recreativos en suelo rústico. Se propone admitir así viviendas de hasta 400 metros cuadrados para fincas de más de 100 hectáreas, dada su singularidad y necesidades. Cabe recordar que actualmente en parcelas superiores a 30 hectáreas pueden autorizarse viviendas de hasta 300 metros cuadrados edificables.

 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top