COVID-19

Desigual apertura en los centros de salud de ELAs y barriadas rurales

Los consultorios de salud de Estella del Marqués y de Cuartillos han reabierto esta mañana sus puertas después de permanecer cerradas durante más de dos meses, al igual que las de otros centros de la zona rural que han debido sufrir un reacondicionamiento con motivo de la pandemia del COVID-19 para reforzar los servicios que eran más necesarios. Una decisión que tomó el Servicio Andaluz de Salud, dependiente de la Consejería de Salud y Familias, en los últimos días del mes de marzo pasado.

Al igual que Estella del Marqués y Cuartillos, cuyo centro también atiende a la población de La Guareña, también funciona ya con normalidad, el consultorio de La Ina, desde hace semanas, según el delegado de barriada, el de Nueva Jarilla, desde el pasado día 1 de junio, y mañana lo hará también el de Torremelgarejo.

Siguen funcionando con normalidad aquellos centros de salud de los dos núcleos de mayor población y que no han cerrado durante la epidemia, los de Guadalcacín y La Barca de la Florida

No funcionan, sin embargo, de momento, ni el consultorio de la barriada rural de El Portal ni, fundamentalmente, los consultorios del área de influencia del centro de salud de La Barca de la Florida: ninguna de las tres pedanías, ni el de El Torno, ni el de San Isidro del Guadalete, ni el de Torrecera, ni tampoco el de la barriada rural de Majarromaque, cuya delegada de barriada, además, ha alertado en más de una ocasión del mal estado que presenta el edificio.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top