Campiña

Nace S.U.R. de Unión y Sol Rural

Las Federaciones de Asociaciones de Vecinos de la Zona Rural, Unión rural, y la Federación de Asociaciones de Mujeres, Sol rural, han decidido unir esfuerzos y, con ese objetivo han creado la coordinadora S.U.R , cuyo primer encuentro, una asamblea conjunta,  ha tenido lugar en estos días en la Casa de la Mujer de La Barca.

El objetivo general de esta nueva coordinadora, cuya asamblea estuvo presidida por Francisca Gago y José Barriga, es, según indican en un comunicado que han difundido «aunar esfuerzos para afrontar los problemas y conseguir las mejoras necesarias para la campiña de Jerez y sus habitantes».

En el programa de trabajo conjunto que han diseñado, se encuentran como líneas estratégicas la mejora de las infraestructuras, principalmente la eternamente inacabada carretera de Cortes y los caminos rurales; y la conformación de un plano turístico que contemple tanto información sobre los puntos más interesantes que ya existen en la campiña como aquellos posibles proyectos que se puedan desarrollar en este área.

El río Guadalete es otro de los grandes proyectos sobre los que trabajará la nueva coordinadora S.U.R., del que preocupan las consecuencias de las inundaciones, cuanto éstas se producen, y los recursos económicos que se pueden desarrollar a partir de este medio natural esencial de la zona rural.

Como no podía ser de otra manera en esta época, los planes de empleo, tanto públicos como privados, también formarán parte de las preocupaciones de la coordinadora que toma el nombre S.U.R. de la suma de ambas denominaciones (Sol y Unión rural).

Este nueva conformación que trabajará por la zona rural de manera conjunta se define como una entidad de «carácter apartidista» en la que «cada federación mantiene su independencia, respetando la idiosincrasia de cada una que no es impedimento para cumplir con su primer objetivo,  conseguir los recursos necesarios para mantener y mejorar  nuestros territorios y nuestras vidas en un diálogo constructivo con las administraciones públicas y la sociedad civil para pasar de la simple democracia del voto cada cuatro años a una democracia participativa».

 

To Top