Campiña

Luto por la muerte de una mujer por violencia de género

Silencio de repulsa

El Consejo Local de la Mujer  del Ayuntamiento de Jerez, todos los representantes municipales así como partidos políticos y asociaciones de mujeres urbanas y rurales, han manifestado hoy su más rotunda repulsa  por el asesinato de la joven jerezana Miriam Tamayo Rodríguez, presuntamente a manos de su ex pareja, acaecido hoy en  avenida Lebrija, concentrándose a las ocho de la tarde frente a las puertas del Ayuntamiento de Jerez.

Desde el Consejo, plantean la necesidad de que se apliquen las leyes actuales a rajatabla y que se le dote de presupuesto y herramientas al sistema judicial para que la aplicación de la ley sea lo más efectiva posible. También piden que no se recorte en los recursos de las administraciones para aquellas cuestiones relacionadas con la violencia de género. Por otro lado, considera fundamental, para erradicar este tipo de situaciones, incrementar la concienciación de todos los sectores de la sociedad, pero sobre todo en las familias con jóvenes, porque se está dando el caso de que en estos tiempos de crisis la violencia y los conflictos están aflorando casa vez más. Por último, consideran que la labor de los medios de comunicación son una herramienta muy necesaria para acabar con la violencia de género.

La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales, Sol Rural, realizaba una convocatoria a través de su presidenta, Paqui Gago, para sumarse a la concentración que se producía en el centro de Jerez desde donde condenaban este nuevo asesinato.

Desde el PSOE, la secretaria general del PSOE de Cádiz, Irene García, también mostraba su más firme repulsa hacia“un nuevo caso de violencia de género, el primero en la provincia, que debería sacudir nuestras conciencias además de nuestros corazones”. García que traslada sus condolencias a los familiares de la joven, ha pedido “la máxima protección para el menor de un año de edad, víctima también de esta lacra, que ha perdido a su madre”. También desde las filas socialistas, la secretaria local, Miriam alconchel, y la diputada nacional, Mamen Sánchez, hacían públicas sus condenas.

La Diputación Provincial se sumaba también a la condena a través de su presidente, José Loaiza, quien  mostraba su consternación por un “suceso deleznable” y subrayaba la importancia de denunciar las amenazas, intimidaciones o cualquier episodio de violencia como medio más eficaz para acabar con esta lacra social.

Por su parte, la alcaldesa de Jerez, María José García Pelayo, junto al subdelegado del Gobierno, aseguraba en el transcurso de la concentración que «es increible que sigan sucediendo hechos como éste», y mostraba todo su apoyo a la familia. Al mismo tiempo, trasladaba su felicitación a la policía por su rápida labor, así como a todas las personas anónimas que intentaron colaborar con la víctima y frenar al agresor en los primeros momentos del suceso.

 

To Top