Campiña

La FEEM anuncia medidas de las ELAs por la reforma local

Uno de las últimas concentraciones de la FEEM en Madrid

La Federación Española de Entidades Locales Menores (FEEM) no ha querido esperar a que mañana, tal y como todo hace prever, se apruebe la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Pública, conocida como ley de Reforma Local para anunciar que realizará “movilizaciones” si el texto legislativo no recoge “nuestras competencias y la adecuada financiación para hacerles frente”.

Desde las entidades locales y desde la federación que las agrupa, no han parado de mantener encuentros al máximo nivel desde que se conociera el Anteproyecto, poniendo siempre énfasis sobre varios aspectos esenciales: que su existencia no supone un quebranto económico para el estado, que es necesario de definir claramente sus competencias y, finalmente, que para hacerles frente hay que definir su financiación.

En su periplo de entrevistas, -con el presidente del Senado, la Defensora del Pueblo, o el Grupo Parlamentario Popular, entre otros-, la FEEM recibió hace unos días un moderado impulso por parte del Consejo de Estado.

Este organismo, en el informe que emitió sobre el Anteproyecto, llamaba la atención sobre la discrecionalidad del coste estándar, vislumbraba la inconstitucionalidad de una reforma que menoscababa la autonomía municipal y alegaba expresamente que el gobierno no debía suprimir las ELAs –en el caso de que no cumpliesen los estándares financieros previstos-, entendiendo que ello chocaría con la Constitución y los Estatutos de Autonomía de las CCAA.

La mayor decepción, sin embargo, ha venido por la actitud de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias), de la que aseguran que les han “ninguneado e incluso despreciado”. Según han destacado desde la FEEM, su presidente, Antonio Martín, “la FEMP se ha convertido, desgraciadamente, en una verdadera adversaria de las entidades locales menores”.

De hecho, su presidente, Iñigo de la Serna, no ha querido recibir a las entidades locales hasta el momento, “a pesar de haber realizado la petición una decena de veces”. Pero no sólo eso, “la FEMP nunca ha contado con las entidades pequeñas en las aportaciones realizadas al Ministro y tampoco ha abogado por la definición de nuestras competencias en el Anteproyecto de ley, con lo cual, en la práctica, la FEMP se ha convertido en cómplice de cómo quedan las ELAs en el texto legal”, dicen, “su actitud indica una animadversión histórica”.

To Top