Campiña

Las barriadas se indignan por el no a la huella pecuaria

Indignación y vergüenza por el trato recibido y desconocimiento de la situación real son las palabras que más han repetido hoy en Sevilla los representantes de numerosas barriadas rurales de Jerez que han asistido al debate en el que se ha rechazado la proposición no de ley presentada por el dirigente popular Antonio Sanz solicitando el reconocimiento de la huella pecuaria y, en ese sentido, la legalización generalizada de las viviendas que están ubicadas de manera histórica en estos asentamientos rurales.

Tras el debate, en el que IU y PSOE han rechazado la Proposición, Sanz ha acusado a ambos “de haber insultado injustamente a los vecinos de las barriadas rurales de Jerez que solo piden que se les reconozca un derecho histórico como es la regularización de sus viviendas”, añadiendo que “la iniciativa pretendía dar una respuesta definitiva al problema que afecta a cientos de familias de las zonas rurales de Jerez, que no pueden regularizar sus viviendas y su vida en estas zonas, estableciendo un marco de convivencia entre el uso residencial y los propios de la vía pecuaria, a lo que, tanto IU como PSOE, se han negado”.

Con ello, asegura Sanz, “PSOE e IU han dicho no a dar una alternativa real, viable y, lo que es muy importante, a coste cero, a los 30.000 vecinos de estas zonas afectadas; una alternativa que significaría adaptar estas zonas a los tiempos que corren y adecuar el tamaño de la vía a su actual tamaño de uso”. Una alternativa a su juicio “rápida, legal y compatible con el Medio Ambiente, la Flora y la Fauna”.

A su juicio, “no es de recibo, ni se entiende que en pleno siglo XXI, haya vecinos de las barriadas rurales de Jerez que aún no tengan luz o agua, debido a que no les es posible obtener los permisos oportunos para pequeñas obras” y ha recordado que desde que el PP llegó al Ayuntamiento de Jerez se han realizado más de 80 legalizaciones en las barriadas de  La Ina, Torremelgarejo, La Corta, Albarizones, y se  han redactado seis Planes Especiales, en concreto en Añina, Mesas del Corral, Mesas de Santa Rosa, Las Tablas, La Inmaculada y La Guareña”.

Para el dirigente popular “con su negativa a desafectar estas vías pecuarias o reconocer la huella pecuaria han castigado de manera injusta a miles de familias que viven en el término rural de Jerez, quitándoles el derecho a mirar al futuro con la misma perspectiva que aquellos que viven en la ciudad de Jerez o en otros municipios”.

Por su parte, el PSOE jerezano, a través del portavoz municipal, Luis Flor, y de la parlamentaria María Colón han defendido la postura de la Junta asegurando que  “esta situación que arrastra  en muchos casos 30 o 40 años tenga la solución que se requiera en cada caso”. “Cada núcleo tiene características diferentes y requiere del estudio serio y riguroso y cada caso debe responder a una solución singular”. Al tiempo,  han lamentado la postura del Partido Popular de Jerez y reiterado , que propugna una desafección general, algo no permitido por la actual legislación. “El Ayuntamiento de Jerez no ha hecho, como en tantas otras cosas, nada en estos tres años y ahora, como ya están en plena campaña electoral, vienen a intentar desviar la atención, reclamando a la Junta de Andalucía algo que Pelayo sabe perfectamente que no puede hacer”.

“Hay situaciones”, agregó Colón, “en la que la desafección se hará  por medio de trazado alternativo y en otros se podrá aplicar la huella pecuaria,  en aquellos suelos que tienen condiciones de suelo urbano o urbanizables. No puede haber por tanto desafección generalizada, habrá que estudiar caso a caso” y desde el PSOE abogan por constituir formalmente la mesa técnica que viene trabajando entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera, a la que se deberá incorporar la participación de los vecinos y vecinas de la zona rural de Jerez, al objeto de estudiar la singularidad de cada caso”.

To Top