Campiña

Ósmosis inversa contra líquidos contaminantes

Parece magia, pero no lo es. La ósmosis inversa es un tratamiento de residuos contaminantes que los transforma en agua apta para uso industrial. Este procedimiento, en fase experimental se aplica muy cerca de nosotros, en la planta de Verinsur en nuestro término municipal. El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Federico Fernández, ha visitado hoy en Jerez  las instalaciones de esta empresa Verinsur especializada en gestión de residuos peligrosos y no peligrosos. Fernández ha  destacado la apuesta de este centro por la continua innovación tecnológica y la mejora ambiental de su gestión.

El citado tratamiento de ósmosis inversa es un proyecto que se ha materializado tras casi dos años de fase experimental con una planta piloto. El residuo se somete a una alta presión a través de un sistema de membranas, que retiene la carga contaminante del líquido tratado. De esta manera, un residuo contaminante, como son los lixiviados que se acumulan en las balsas del vertedero, se convierten en agua perfectamente útil para el resto de usos industriales de la planta de Verinsur.

Fernández ha alabado la importancia de poner en marcha “proyectos e iniciativas que permitan dar valor a los residuos que recibe la planta. Algo fundamental teniendo en cuenta que la  empresa  trata  100.000  toneladas anuales  de  residuos  peligrosos y  gestiona 200.000 toneladas de residuos no peligrosos mediante depósito en vertedero, de los cuales el 50% de éstos son rechazos procedentes de la planta de reciclaje y compostaje de residuos sólidos urbanos colindante a sus instalaciones”.

Además el delegado ha recordado que uno de los principales objetivos del Plan Director de Residuos 2010-2019 de Andalucía es asegurar que el 100% de los residuos se gestionen correctamente, estableciendo nuevos modelos de gestión con objetivos de reciclado y valorización para cada tipo de residuos. El delegado de la Junta ha felicitado a los responsables de la empresa por el reciente acuerdo de colaboración firmado con la UCA para desarrollar conjuntamente nuevos proyectos que permitan a Verinsur aplicar novedosas técnicas de valorización a los residuos que reciben en sus instalaciones. La empresa Verinsur, que cuenta con una cartera de alrededor de 2.500 clientes, entró en funcionamiento en 1996 y desde 2007 tiene implantado y certificado un Sistema Integrado de Gestión de Calidad y Ambiental.

 

 

 

To Top