Campiña

UTEDLT: alguien de la mano para emprender

A pesar de su nombre casi impronunciable, UTEDLT, la Unidad Territorial de Empleo, Desarrollo Local y Tecnológico, es bien conocida en la zona rural.

No en vano durante el pasado año 2011 registró uno de los balances más positivos de su corta historia: 473 asistencias técnicas, justamente el doble que el año anterior. Ello significa que durante cada uno de los 365 días del pasado año, y durante cien más, un emprendedor o una emprendedora se ha acercado a las oficinas de la UTEDLT en la zona rural para recibir asesoramiento de algún tipo, tramitar subvenciones; en definitiva, realizar acciones para iniciar o ampliar algún tipo de actividad económica.

Para la directora del consorcio, Ángela Benítez, una gran parte del mérito de esta amplia participación es de las técnicos ALPE, que colaboran al desarrollo atendiendo a las peculiaridades de cada zona y que recorren desde polígonos industriales hasta institutos de enseñanza secundaria, promoviendo la cultura emprendedora e informando de las ayudas que existen para emprender.

¿Cuánto tiempo lleva funcionando el Consorcio, la UTEDLT y cuánto en la zona rural?

Desde el año 2001, como fruto de un acuerdo entre la antigua Consejeria de Empleo y el Ayuntamiento de Jerez, con dos áreas de actuación muy claras, el Jerez urbano y el Jerez rural. En la zona rural empezamos a funcionar en el 2002 con una oficina de La Barca, hasta el año 2008 cuando, se produjo una reorganización y se cerró aquel espacio, que era también registro de entrada para cualquier trámite ante la Junta de Andalucía. Poco después, en un consejo rector, planteamos  la necesidad de retomar el contacto con la zona rural, a través de dos técnicos ALPEs y buscar una ubicación alternativa. Como siempre, el Grupo de Desarrollo tan colaborador nos cedió un espacio en el edificio CREAR de La Barca. Pensábamos también que Guadalcacín como núcleo rural con alta población y dos zonas industriales, un nicho importante de emprendedores para nosotros, necesitaba también alguien aquí. Y en ese sentido, también el Ayuntamiento de Guadalcacín nos cedió un sitio, primero en el edificio consistorial y después en el Centro de Formación.

¿Esa es una de las causas, quizá también del incremento en el número de asesoramientos?

Por supuesto. Esa razón, es decir, contar con dos puntos y la ampliación de horario. Antes se venía a Guadalcacín jueves y viernes por  la mañana y ahora, además, jueves por la tarde también, para todas esas personas que no pueden venir por la mañana. Así que tenemos dos ALPEs, una que está en La Barca, y otra que está en La Barca y Guadalcacín. De todos modos, si hay que desplazarse a cualquier zona, nunca hay problema, la información se ofrece a todas las pedanías y las barriadas rurales.

Por ejemplo, el año pasado se ofrecieron talleres para informar a jóvenes de 16 a 18 años sobre la oficina virtual de empleo. Algo muy neceseario porque los jóvenes tienen destreza tecnológica pero les falta saber dónde dirigirse. Y esas jornadas fueron en Cuartillos, en La Ina,… en colaboración con el GDR. Y tuvieron mucha aceptación.

De hecho, los desempleados, pero también los empresarios y los emprendedores tienen que saber que pueden hacer muchos trámites a través de la oficina virtual de empleo.

¿En qué consiste la Escuela Rural de Jóvenes Emprendedores?

Nosotros desde el principio hemos trabajado en sesiones divulgativas e informativas sobre el emprendimiento, el carácter del emprendedor o emprendedora; y en ese sentido nos hemos dirigido mucho a institutos, formación profesional y a enseñanza en alternancia. Su precursor fue un taller que hicimos en 2007 en la zona sur de Jerez, que incluso recibió un premio a las buenas prácticas. Consiste en dirigirse a los jóvenes de 4º de ESO en unas jornadas que se celebran dentro del propio instituto, que tienen un carácter muy motivante. Por ejemplo, nuestra técnico, Asun Ruiz, les propuso qué negocio montar dentro de su propio instituto, muy adecuado al entorno, buscando el espacio más idóneo, etc. Y todo en un lenguaje muy acorde a su edad. La verdad es que ha tenido sus frutos, tanto es así que lo vamos a repetir este año también. Es una experiencia muy positiva que sorprende, incluso, a los propios orientadores.

¿En tiempo de crisis la gente de la zona rural piensa un poco en salir adelante por sí misma y de ahí ese incremento en el número de asistencias?

Eso sí es cierto. Hay personas que se quedan desempleadas y a las dos semanas te están preguntando en qué pueden invertir su pago único. Cada vez estamos teniendo más gente que no espera a sus últimos meses de desempleo para buscar una alternativa, para ver qué posibilidades tiene de iniciar un negocio.

Como técnico, ¿hay un cambio de mentalidad?

Quizá un poco obligados por las circunstancias, pero sí. Se está incrementando el desempleo de larga duración, y cuando uno eso lo ve cerca, en un vecino, en quien sea, piensa en iniciar algo antes de llegar a esa situación. Y no sólo en gente que ha tenido un empleo; en personas que no lo han tenido nunca. Por necesidad, se está viendo el autoempleo como una opción, que siempre ha existido, pero en segundo plano. Ahora aún no se llega a equiparar con el empleo por cuenta ajena,  pero es una posibilidad que gana terreno.

¿Cuáles son los espacios-estrella de emprendizaje?

Son muy variados, el comercio siempre ha sido un sector importante. Después, las nuevas tecnologías y, sin duda, el turismo; gracias también al programa que se está llevando adelante en la zona.

¿Qué se le puede decir a alguien que quiera emprender en la zona rural?¿Qué puede hacer la UTEDLT por esas personas?

Lo que podemos hacer en primer lugar es asesorarle, para que esa persona no se lance al vacío, porque cuando tú emprendes una actividad empresarial, si plasmas los números en un papel y además de manera ordenada, esos números estarán mucho más claros. Lo que intentamos es que esa persona siempre tenga a alguien de la mano. Eso le beneficia en dos cosas, en asesoramiento a la hora de solicitar ayudas, que va a llevar un plan mucho más estructurado; y para tener a alguien que te va a acompañar siempre en tu empresa. Queremos que nos vean como una oficina donde tú vas a tener siempre un punto de apoyo para la consolidación de tu empresa.

Ese es un reto para este año: que continúen veniendo; y promover el empleo de calidad, que sea indefinido, donde se analicen los riesgos laborales, etc.

To Top