Campiña

COAG y UPA reciben las llaves de la Cámara Agraria

José Manrique de Lara y Miguel Pérez, secretarios de UPA y COAG Cádiz respectivamente, han recibido hoy de manos del delegado provincial de Agricultura, Juan Antonio Blanco, las llaves de la Cámara Agraria de Jerez.

La entrega oficial de este patrimonio a los representantes de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos y de la Unión de Pequeños Agricultores se ha producido como fruto de la voluntad del gobierno de la Junta de Andalucía de «devolver al sector agrario aquello que en su día pagaron», según ha apuntado el delegado provincial.

Blanco ha destacado que en lugar de quedarse con ese patrimonio, como han hecho otras comunidades autónomas, «la determinación de la Junta ha sido la de devolverlo al sector agrario y que sean ellos quienes lo disfruten». Un extremo que también han destacado tanto UPA como COAG, agradecidos a la actual consejera del ramo por su actitud. Miguel Pérez se ha referido a «la valentía de devolver un patrimonio de los agricultores», actitud que no han tenido otras comunidades autónomas que han optado por «hacer dinero con su venta o quedárselo como patrimonio». «Había un patrimonio preexistente», ha dicho, «que no tenía sentido que estuviese cerrado», más aún cuando los agricultores mayores «lo sentían como algo propio». Por su parte, José Manrique ha dicho sentirse «muy contento» por esta devolución del patrimonio a los agricultores.

De las tres organizaciones agrarias, COAG, UPA y ASAJA a las que se iba a proceder a la entrega de la sede de la cámara, ésta tercera no ha asistido; una actitud que ha sido lamentada por las otras dos organizaciones presentes. Miguel Pérez ha declarado que «es una pena que alguien se crea más alto o más guapo», en referencia a ASAJA, «que crean que les corresponde más del tercio, que era lo previsto en la ley de punto final de las cámaras agrarias». «Esto es una herencia», ha asegurado, «y un legado; una herencia del pasado y un legado que tenemos que administrar para los que vienen; y como todas las herencias, cuando se repudian y se rechazan, pues lo que tenemos que hacer es acrecer a los restantes herederos». Y en ese sentido, ha expresado en voz alta el deseo de que la comisión de liquidación que se reunirá próximamente, tenga en cuenta las peticiones de las dos organizaciones que sí están dispuestas a hacerse cargo de ese legado por mitad. Por su parte desde UPA, han asegurado que «si alguien no quiere hacer uso de lo que es un derecho, estamos dispuestos a asumir el reto de quedarnos con el edificio y que sea para el uso y disfrute de los agricultores en general».

Con la entrega de esta sede, se culmina un proceso iniciado hace un año y medio y que supone la devolución, a través de un reparto equitativo entre las organizaciones profesionales agrarias, de un espacio que siempre ha pertenecido al propio sector. Además, la extinción de las Cámaras Agrarias de Andalucía es uno de los objetivos cumplidos por la Consejería en la Legislatura a través del Decreto-Ley 5/2010, de 27 de julio de medidas urgentes de reordenación del sector público de Andalucía.

La Cámara Agraria de Jerez  es un inmueble de dos plantas, con 640 metros cuadrados y dos plazas de garaje situado en la urbanización El Bosque.

To Top