Campiña

Torrecera dispuesta a asumir la recogida de basuras en cinco días

El alcalde de la entidad local de Torrecera, Manuel Bertolet, ha anunciado hoy que “asumirá las competencias en la recogida de basuras si en el plazo de cinco días no se da una solución a la situación que padecen” por la falta de servicios mínimos en la huelga que mantiene Urbaser.

Bertolet asegura que es la única medida que le queda por tomar, ya que “no veo una solución cercana al grave problema que está provocando la huelga de la recogida de basuras por la falta de acuerdo con el Ayuntamiento de Jerez”.

En cualquier caso, la recogida de residuos es una competencia propia de la ELA de Torrecera, que, la entidad pretende asumir a partir del próximo año, cuando entren en vigor los nuevos convenios entre las entidades locales y el Ayuntamiento matriz. Según explica su regidor, “por lealtad institucional con el Ayuntamiento de Jerez, se permite que siga prestando el servicio y recaudando los ingresos por dicha tasa, hasta en tanto este terminado el nuevo convenio de competencias y financiación en el que venimos trabajado desde hace varios meses, y que debe estar aprobado para su aplicación a partir del 1 de enero de 2013”.

Sin embargo, “y dado que la prestación de dicho servicio por Jerez es muy deficitaria”, continúa, “y dada, asimismo, la obligación que tengo de defender los derechos de mis vecinos y vecinas; en caso de que en un plazo de cinco días no se resuelva el conflicto y no se reanude el servicio adecuadamente, nos veremos en la obligación de asumir la competencia y la prestación del servicio por medios propios de forma urgente, pasando a ser los titulares de los derechos tributarios derivados de la tasa”.

En opinión del alcalde de la entidad local, “es el propio Ayuntamiento de Jerez el que no garantiza a día de hoy la normalidad en la prestación del servicio, dado que no existe relación alguna entre la concesionaria del servicio, Urbaser, y Torrecera”. En ese sentido, y aunque Bertolet asegura que no es su intención, “influir en el conflicto creado”, tampoco puede permitir, concluye, “que un conflicto entre partes ajenas a Torrecera, provoque una situación intolerable para los torrecereños y torrecereñas”.

 

To Top