Campiña

Coag alerta de los planes de Seiasa en la Comunidad de Regantes

La organización profesional agraria COAG ha manifestado su preocupación por los planes tanto de  SEIASA como de TRAGSA en la Comunidad de Regantes del Guadalcacín, donde pretenden cambiar las tuberías e hidrantes corroídos por otros de composición similar, malgastando dinero público por el alto precio de la reparación, a sabiendas que volverá a ocurrir la misma situación.

Tras el encuentro mantenido el viernes, a petición de COAG – CÁDIZ, con la Junta de Gobierno de la Comunidad de Regantes del Guadalcacín; la organización ha manifestado sentirse inquieta y perpleja por la forma de actuar de SEIASA en la Comunidad.

Como recuerda COAG, los agricultores de la Zona Regable soportan una hipoteca a cincuenta años por una obra realizada que duplicó su presupuesto hasta más de ochenta millones de euros, siendo una de las causas la incompetencia de la empresa pública SEIASA que permitió que esto ocurriera cuando era la dirección de obra.

SEIASA autorizó la instalación de tornillería defectuosa, de la calderería y de tuberías e hidrantes que se han oxidado en menos de dos años, instaló una subestación eléctrica inoperante, sobredimensionó para favorecer a unos pocos que no conforman la Zona Regable y dejó sin modernizar al menos  dos mil hectáreas.

Según COAG – Cádiz ahora SEIASA encomienda a TRAGSA para que actúe cambiando estos materiales, pero no por otros que consigan evitar lo que está ocurriendo sino por uno similar, más aun cuando la propia Comunidad le ha propuesto otros resistentes a la corrosión y con un coste económico inferior, como es el polietileno. Una diferencia de coste de alrededor de tres millones de euros, sobre la que Coag se pregunta por qué el Ministerio está dispuesto a malgastar el dinero.

Asimismo,  COAG – Cádiz se sorprende por el desconocimiento del Ministerio de la Zona Regable por el momento elegido para iniciar las actuaciones, sobre todo cuando continúan cultivos sin recolectar como el algodón o se está sembrado remolacha y cuando los más de cuatrocientos litros recogidos de precipitaciones han saturado de agua las tierras.

COAG – Cádiz manifiesta su apoyo total a la Comunidad y le insta a denunciar públicamente estos hechos, y asimismo, exige al jerezano Miguel Arias Cañete, como Ministro de Agricultura y máximo responsable de SEIASA y TRAGSA, que actúe para evitar que los comuneros del Guadalcacín vuelvan a sufrir con la instalación de materiales ineficientes; que se derroche dinero público, más aun cuando la propuesta que realizar la Comunidad ahorra dinero y supone una solución definitiva.

 

To Top