Campiña

Se desactiva el PEM ante el descenso del río

La alcaldesa, María José García-Pelayo, como directora del Plan de Emergencia Municipal (PEM), ha desactivado hoy  a las 13 horas el operativo del mismo dada la normalidad apreciada en el descenso del caudal del río Guadalete, cuya cota se sitúa en 5,47 metros, y al estar totalmente controlada la situación por parte de los servicios operativos.

El Plan de Emergencia Municipal, en el nivel I, fue activado el pasado viernes 8 de marzo a las 12 horas cuando la cota del río Guadalete se situó en 5,50 metros. Dicha cota alcanzó su nivel máximo el pasado sábado 9 de marzo a las 18 horas con un nivel de 6,05 metros.

El nivel del agua estancada en las zonas inundadas está bajando progresivamente y no está siendo afectado por el desembalse de 100 metros cúbicos del pantano de Arcos. Asimismo, la previsión de tiempo despejado y sin riesgo de precipitaciones intensas ni condiciones climatológicas adversas para los próximos días contribuye a la normalización del descenso paulatino de las aguas.

En cuanto a las cinco familias que abandonaron de forma preventiva sus viviendas (tres en la barriada rural de Las Pachecas y dos en la barriada rural de La Corta), cabe destacar que dos de ellas continúan alojadas en el Centro de Barrio de Las Pachecas. De las dos familias a las que se le ofreció recursos habilitados por la Delegación de Bienestar Social para alojarse ya hay una familia que ha abandonado dicho alojamiento.  El resto de familias afectadas en la zona que desalojaron sus viviendas de forma voluntaria aún no han regresado a sus hogares.

La alcaldesa agradece en nombre del equipo de Gobierno y de la ciudad “la coordinación, esfuerzo e implicación” de los miembros de  Protección Civil, Bomberos, Guardia Civil, Policía Local, Cuerpo Nacional de Policía y Servicio de Emergencia 112, que han estado trabajando en sus distintas competencias desde que se inició la crecida del caudal del río Guadalete.

Asimismo, expresa su agradecimiento a Cruz Roja Española “por la disposición mostrada en los trabajos de prevención que se han llevado a cabo ante el posible empeoramiento de la situación en la zona rural”. La regidora destaca que la validez del Plan de Emergencia Municipal, activado en su nivel I, a la hora de ofrecer una respuesta “rápida y coordinada” ante situaciones como las acontecidas.  Igualmente subraya “la labor conjunta de las delegaciones municipales implicadas: Seguridad, Medio Ambiente y Medio Rural, que han realizado un permanente seguimiento in situ tanto del nivel del río Guadalete como de todas y cada una de las zonas rurales afectadas por la crecida”.

 

To Top