agricultura

Cereales de calidad para mantener el entorno rural

Encuentro del Ifapa

Encuentro del Ifapa

La Junta de Andalucía considera esencial la calidad de los cereales para incrementar la rentabilidad de las explotaciones agrícolas. Así lo aseguraba hace unos días en Jerez el presidente del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), Víctor Ortiz, en una jornada técnica dirigida a la presentación de los resultados obtenidos por la Red Andaluza de Experimentación Agraria (RAEA) en sus análisis de trigos blandos y duros de la campaña 2012-2013.

Durante su intervención, Ortiz ponía en valor el trabajo de los agricultores andaluces y el “gran papel que juega hoy en día la calidad de los productos para su comercialización al ser la demanda internacional cada vez más exigente”. El presidente de este instituto dependiente de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural resaltaba la excelencia de los cereales como una vía “para incrementar la rentabilidad de las explotaciones agrícolas y aumentar la eficiencia y sostenibilidad del circuito de producción” a través de un avance en la satisfacción de las expectativas de los clientes finales, tanto consumidores como industrias transformadoras que utilizan el trigo como materia prima.

La RAEA, una red pública de evaluación de técnicas de producción, de  variedades o razas y de insumos (fitosanitarios, fertilizantes, piensos, entre otros), “es clave como mecanismo de transferencia de información neutral, veraz y rigurosa al sector productivo” ha comentado Ortiz en el marco de esta presentación que se realiza anualmente a través de charlas divulgativas y el espacio web del Ifapa. En concreto, los expertos de este instituto andaluz analizan, entre otros aspectos, los parámetros agronómicos, productivos y de calidad en diferentes ensayos por toda la geografía de la región.

La jornada celebrada en Jerez de la Frontera abordaba, entre otros asuntos, información sobre la Red de Alerta e Información Fitosanitaria (RAIF) y un resumen general de las nuevas variedades de trigos duros y harineros obtenidos en Andalucía entre 2012 y 2013. De esta forma los productores adquieren una visión global sobre la calidad de estos cereales, conocimientos de utilidad para la toma de decisiones sobre las variedades más adecuadas para su cultivo en la próxima campaña en función de las características de cada explotación.

Esta iniciativa tiene un presupuesto de 375.000 euros para su desarrollo entre 2013 y 2015. Esta cantidad, que cuenta con el apoyo de la financiación europea (Fondo Europeo de Desarrollo Regional –Feder- y Fondo Social Europeo –FSE-), es una muestra de la decidida apuesta del Ifapa por innovar y mejorar las explotaciones de cultivos herbáceos, especialmente de secano.

Extensión y variedades

Andalucía es actualmente la Comunidad con mayor superficie de siembra de trigo duro de España al alcanzar las 230.000 hectáreas y 160.000 hectáreas de trigo blando. Cada año se incorporan al registro nuevas variedades de trigos duros que suelen presentar mejoras respecto a las ya comercializadas. Sin embargo, es preciso evaluar y caracterizar estas variedades para asesorar correctamente al sector productor y lograr la manifestación de todos los elementos positivos que incorporan estos nuevos tipos, que pueden depender de las características del terreno, el clima o las prácticas culturales, entre otros aspectos.

To Top