Campiña

La Junta vacuna contra la lengua azul

El Consejo de Gobierno ha aprobado el suministro urgente de vacunas contra la lengua azul, que realiza la Consejería de Agricul-tura, Pesca y Desarrollo Rural para asegurar la inmunización de las cabañas ganaderas bovina y ovina antes de que en mayo se inicie el máximo riesgo de rebrote de la enfermedad. La Junta ha contratado 7,25 millones de dosis contra los serotipos 1 y 4, por un importe de 1,59 millones de euros, de las que en la provincia de Cádiz se van a recibir 564.000 dosis en tres entregas, la primera de las cuales de 190.000 dosis ya se ha recibido. Se estima que en la provincia de Cádiz son susceptibles de ser vacunados 144.500 bovinos y 102.500 ovejas.

El calendario de vacunación comenzará en los próximos días con la entrega inicial de 2,33 millones de dosis a ganaderos y Agrupacio-nes de Defensa Sanitaria Ganaderas de las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla, así como de la comarca granadina de Motril. Su reparto correrá a cargo de las delegaciones territoriales de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente y de las oficinas comarcales agrarias, que llevan a cabo un registro informático y documental de los productos facilitados.

Tras los brotes de lengua azul sucedidos en diferentes comarcas desde septiembre de 2014, la comunidad autónoma debe aplicar el programa nacional de vigilancia y erradicación, que obliga a vacunar a todas las ovejas y vacas de más de tres meses en las citadas zonas afectadas, alrededor de 1,7 millones y 500.000, respectivamente.

Una vez controlada la enfermedad, ahora sólo es necesaria la aplicación de una dosis antes del periodo de riesgo para los animales ya tratados anteriormente. Los no vacunados el año pasado, funda-mentalmente nacidos después de la campaña, deberán recibir dos dosis separadas una de otra al menos 21 días. El objetivo es evitar la aparición de nuevos focos y la extensión a zonas libres, así como facilitar el movimiento de los ejemplares que ya están totalmente protegidos y no paralizar la actividad económica en las áreas afecta-das. Como única restricción de cara al periodo de riesgo en estos territo-rios, sólo podrán salir de las explotaciones en caso de que estén correctamente vacunados y en periodo de inmunidad.

To Top