ELAs

GUADALCACÍN INICIÓ ANOCHE CINCO DÍAS DE FERIA DEDICADA A LA CLÍNICA BEIMAN

El alcalde, Salvador Ruiz, destacó los logros de la nueva corporación en su primer discurso de Feria.

Lleno absoluto en la actuación gratuita de Navajita Plateá en la Caseta Municipal.

La corporación de Jerez acompañó el acto de coronación y encendido del alumbrado.

Sin duda, había ganas de Feria en Guadalcacín, como lo demuestra el hecho de que la plaza Artesanía estuviese llena a rebosar en el inicio de estos cinco días de celebración. También colaboró a esta afluencia la elección de la reina juvenil inclusiva, Claudia García Moscoso, que puso la emocionada espontaneidad a una noche, sin duda, especial en la que la dedicatoria a la Clínica Beiman, como buque insignia del emprendimiento guadalcacileño y el recuerdo a Jeromín Osorio estuvieron también en el ambiente.

La Academia de Baile Guadalcacín fue la encargada de amenizar desde el escenario de la plaza Artesanía e instantes previos al acto de coronación, el comienzo de la Feria; y lo hizo también tras el alumbrado ya en el recinto Ferial.
El acto de coronación, presentado por Enrique Gallego, estuvo lleno de emoción y de alusiones a la historia de la entidad, desde la dedicatoria, a la Clínica Beiman, para la que un emocionado Benjamín Ruiz, recogía el reconocimiento; hasta el recuerdo a Jerónimo Osorio o la participación de las reinas de 1994, Paqui Rodríguez Mancheño, y 1986, Ana Galera Mariscal, “cuando sólo había una orquesta que tocaba toda la noche”.

La reina saliente, Celia López, agradecía la oportunidad de haber representado “a la mujer y a la juventud de Guadalcacín a lo largo del último año” y recordaba la figura de Rafael Gutiérrez, el “Bornicho”, colono recientemente fallecido, que era homenajeado en la edición anterior, y la de Jerónimo Osorio.
Fuera del protocolo habitual, tomaba la palabra la reina de este año, Claudia García Moscoso, para compartir que con su elección “había cumplido un sueño”, saludar al alcalde como su “amigo Salvador” y para agradecer a su familia que le hubiese enseñado a sentir que “no hay nada imposible para nadie y que todos somos iguales”; y a Guadalcacín, “porque me habéis dado mucho amor”.

También se mostraba “emocionado, honrado y agradecido” Benjamín Ruiz Carmona, gerente de Clínica Beiman, por la dedicatoria; y recordaba los inicios de su aventura de emprendizaje y por qué el buque insignia está todavía en la entidad local, a pesar de tener ya clínicas extendidas casi por todo el territorio, y que resumía en la buena comunicación y, sobre todo, “porque es mi pueblo”.

Por su parte el alcalde, Salvador Ruiz, acompañado en el escenario por su equipo de gobierno y por la alcaldesa de Jerez, María José García Pelayo y de parte de su corporación, celebraba el año “ a pesar de las dificultades”, recordaba a algunos de los vecinos y vecinas fallecidos recientemente y aseguraba que habían trabajado “con todo el cariño del mundo para esta Feria, no sólo para la gente sino para todo el tejido económico” y en muchas otras labores pendientes, “como distintas obras e infinidad de proyectos, en sólo tres meses, que a nadie se le olvide”. Finalmente, el alcalde se ofrecía a todos los vecinos y vecinas, “para lo que necesitéis”.
Tras el acto de coronación, las corporaciones y el cortejo se trasladaban hasta el recinto ferial para la ceremonia de encendido del alumbrado y de apertura de la caseta municipal donde instantes después actuó Navajita Plateá.

 

To Top