Campiña

Luis Planas defiende como pilar agrario andaluz el modelo cooperativo

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha hecho hincapié en la importancia del modelo cooperativo como pilar fundamental para el desarrollo del sector agrario en Andalucía y ha destacado como paradigma de ello a la provincia de Almería, en cuyo municipio del Ejido se celebró ayer un acto para conmemorar el Día Internacional del Cooperativismo.

Se trata de un modelo especialmente importante en esa provincia andaluza, donde las cooperativas han venido realizando un gran esfuerzo para alcanzar un grado de especialización que les ha permitido posicionar a sus productos como referentes de calidad en Europa. Tal y como ha destacado “la relación que mantienen los socios productores con la cooperativa a través de la supervisión de sus producciones, un servicio de suministros y su participación activa posibilita no sólo alcanzar los más exigentes niveles de calidad, sino también de trazabilidad y seguridad”.

Asimismo, Luis Planas ha resaltado el apoyo diferencial que el Gobierno andaluz siempre ha brindado a las empresas de la economía social, a través de incentivos a la modernización de industrias y concentración de la oferta  para reducir la atomización del tejido empresarial, uno de los principales retos a los que se enfrentan las cooperativas andaluzas. “A través de la integración, las cooperativas ganan dimensión y pueden mejorar su posición negociadora y dirigirse hacia mercados exteriores, como vienen haciendo las empresas almerienses, generando un mayor valor para sus productores”, ha insistido.

Desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente se defiende que la nueva PAC sea también un instrumento para reforzar las cooperativas, por su capacidad de organizar a los productores y acceder al mercado con capacidad técnica suficiente. En cuanto al reglamento de desarrollo rural su propuesta es que se incluyan medidas efectivas que contribuyan a concentrar la oferta.

Igualmente ha insistido en que el mayor tamaño de las cooperativas también les permitirá invertir en proyectos de investigación e instalaciones para mejorar la transformación, y reducir sus costes operativos, aprovechando economías de escalas.

A su entender, otro de los desafíos de las cooperativas agrarias andaluzas pasa por reforzar la internacionalización de sus producciones fuera del mercado comunitario, aprovechando la oportunidad de expansión comercial que representan terceros países.

En la línea de incentivar la competitividad y el desarrollo empresarial del modelo cooperativo, el consejero ha recordado que Andalucía cuenta desde febrero de 2012 con una nueva Ley de Cooperativas que ha recibido el apoyo de todo el sector de la economía social. “Con esta Ley se allana el camino para lograr un sector cooperativo más moderno y competitivo, bien dimensionado y con capacidad para competir en un mercado cada vez más globalizado”, ha apuntado.

Andalucía es la primera comunidad autónoma en número de empresas de economía social (7.763) que representan el 24,5% del total nacional. De ellas, 3.565 son sociedades laborales y 4.198, cooperativas.
Las empresas de economía social en Andalucía emplean a 75.100 personas, la mayoría en cooperativas (59.679). En 2010 facturaron más de 12.700 millones de euros.

Nuestra comunidad también es la que cuenta con mayor número de cooperativas agroalimentarias que suponen el 30% del total español. Concretamente y según datos de la Consejería de Economía, Innovación Ciencia y Empleo, en Andalucía hay registradas más de mil cooperativas agrarias. A ellas habría que añadir las 817 Sociedades Agrarias de Transformación (SAT) que actualmente operan en nuestra comunidad autónoma. La mayoría de las cooperativas agroindustriales se encuentran agrupadas en la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca), que suma 684 cooperativas  con 277.922 socios  y 4.382 millones de facturación.

 

To Top