Campiña

Desigual incidencia de la huelga en la zona rural

El 14-N, la jornada de huelga general convocada a nivel europeo, tuvo ayer una desigual incidencia en la zona rural de Jerez. En la educación, por ejemplo, tuvo un seguimiento masivo, y tanto el alumnado como el profesorado optó en gran medida por no acudir ayer a  las aulas. Algunas guarderías permanecieron también cerradas. En cuanto a los ayuntamientos de las Elas, algunos ofrecieron servicios mínimos y cerraron el resto de la jornada y otros permanecieron con las puertas cerradas durante todo el horario habitual de apertura.

El pequeño comercio de las entidades, sin embargo, y ante la ausencia de piquetes informativos, se decantó en gran medida por abrir sus puertas, aunque también pudieron verse persianas cerradas, por ejemplo, en bares.

Por otro lado, desde Asaja, se incidía a través de un comunicado de prensa en que «el campo trabajaba con absoluta normalidad» , aunque sí se destacaba que en Sevilla, en Córdoba y Cádiz la actuación de los piquetes coactivos había retrasado el inicio de la jornada en algunas fincas, que retomaba su actividad tras su marcha.

Incluso el presidente de Diputación Provincial, José Loaiza, giraba ayer una visita a la zona rural, en concreto al Centro de Experimentación Ganadera situado en la barriada rural de Torremelgarejo. Junto al vicepresidente de la institución, Bernardo Villar, Loaiza destacaba la labor indispensable que realiza el centro para la ganadería gaditana. y el importante servicio que ofrece a todos los municipios gaditanos a través de sus viveros, que distribuyen anualmente plantas y árboles por un valor de 500 mil euros.

 

To Top