Campiña

Las Elas denuncian la asfixia política de la gestión en sus ayuntamientos

La alcaldesa de Guadalcacín, Nieves Mendoza, acompañada del alcalde de Nueva Jarilla, Javier Contreras, del alcalde de Estella, Blas Moreno, y de la mayoría de los empleados de su ayuntamiento, ha comparecido hoy en rueda de prensa para denunciar la asfixia política en la gestión administrativa que sufre su ayuntamiento, y que en la práctica supone que no pueda pagar una nómina, una factura a un pequeño proveedor, convocar un pleno, contratar a los barrenderos que habitualmente se ocupan de la limpieza de su entidad o realizar cualquier gestión que necesite la firma del interventor o de la secretaria municipales.

Esta situación, agravada por la asfixia económica que padecen por los retrasos en el ingreso de las transferencias corrientes –a fecha de hoy, aún no se ha producido ninguno-, se produce porque desde hace más de un año la figura de ese secretario-interventor para la zona rural se encontraba ocupada de manera accidental por un funcionario que se jubiló el pasado mes de enero. A partir de ese momento, desde el Ayuntamiento de Jerez se les comunicó que esas funciones, ahora desdobladas en secretaría e intervención, recaerían en la secretaria y el interventor municipales que, como indica Nieves Mendoza, “no es que no nos atiendan, es que a las ELAs nos atenderán cuando puedan después de todos los asuntos pendientes que tiene un ayuntamiento como el de Jerez”. Además, según los alcaldes, el interventor asegura que debe conocer a fondo el tema de las entidades antes de realizar cualquier gestión al respecto, algo que –como explican-, no puede hacer por el volumen de trabajo que presenta.

En su opinión, la solución sería relativamente sencilla: hacer que ese servicio lo preste personal municipal que no esté saturado de trabajo y que, efectivamente, pueda atender los asuntos diarios de las entidades, como presencia en las comisiones de gobierno, presencia en las aperturas de plica (en el caso de Guadalcacín hay en este momento una pendiente desde hace un mes), etc.

“Esta situación del interventor y la secretaria”, asegura Mendoza, “no es accidental, sino que lo era lo anterior”; y si el Ayuntamiento quiere sacar una plaza, un habilitado nacional desde hace un año, que lo haga, “pero esta situación no es desde antes de ayer, sino desde septiembre. No podemos mover ni un papel”.

Estas palabras, suscritas también por el alcalde de El torno, Miguel Morales, que no ha podido asistir a la convocatoria, han sido ampliadas por los otros dos alcaldes presentes. Blas Moreno, de Estella, ha explicado que “no es tan difícil firmar las nómina cuando estamos con un presupuesto en prórroga, no sé qué es lo que está retrasando la firma de la nómina de nuestros trabajadores”

Por su parte, Javier Contreras ha asegurado que a su juicio, “quieren llevarnos a la deriva. Ya nos han llevado a la deriva económica, nos tienen asfixiados, y ahora la poca gestión que podemos hacer los alcaldes, pretenden paralizarnos. No podemos hacer absolutamente nada. Estamos dando vueltas al pueblo e intentando apaciguar un poco a los proveedores. Contratamos poco, porque no tenemos dinero, pero como no tenemos firma, ya no podemos ni pagar”.

Todos ellos han insistido en que se trata de “una asfixia política”, con el objetivo de demostrar que “las entidades locales no tienen que existir porque no hacen nada”, cuando explican que ese servicio, se lo tiene que prestar el Ayuntamiento de Jerez “por ley”.

Nieves Mendoza convocó anoche una asamblea entre sus vecinos para explicarles la situación.

To Top