agricultura

Chequeo a los cultivos de la zona tras el agua

El estado de los cultivos de la ribera del río Guadalete han centrado hoy la visita que han realizado a la zona los secretarios provinciales de las organizaciones agrarias COAG, Miguel Pérez, y Asaja, Cristóbal Cantos, a quienes han acompañado la alcaldesa de Jerez, María José García-Pelayo, y el delegado provincial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Federico Fernández, así como las delegadas de Alcaldía de El Portal, Las Pachecas y La Ina.

En el recorrido, han estado también el teniente de alcalde, Antonio Saldaña, el delegado de Seguridad y coordinador del Plan de Emergencia Municipal, Javier Durá, la delegada de Medio Ambiente, Felisa Rosado, y la delegada de Medio Rural, Susana Sánchez. Algunos de estos cultivos afectados han sido cítricos, zanahorias, remolacha y trigo. Todos ellos están ubicados en la zona de modernización de la zona regable del río.

Tras la visita in situ, todos ellos han quedado emplazados a una posterior reunión de trabajo en la que realizarán balance y análisis de los daños ocasionados por la crecida del río.

Hace apenas un par de días, Asaja  también realizaba una primera comprobación de la situación de sus cultivos en la zona y criticaba duramente en un comunicado los «desembalses a destiempo y sin una garantía de que el agua va a parar al mar y no a los sembrados». En el mismo, solicitaba también un protocolo de gestión de los pantanos y que la zona anegada no se convirtiese en un rosario de políticos con promesas que después no van a cumplir.

Dos desalojados en La Corta y tres más en Las Pachecas

Por otra parte, el Ayuntamiento mantiene activado el Plan de Emergencia Municipal en su nivel 1, a pesar de que el nivel del río continua bajando y en la jornada de hoy se situaba en los 5,81 metros. Asimismo, desde el consistorio han confirmado que además de las tres viviendas desalojadas de forma preventiva en Las Pachecas, se han desalojado otras dos viviendas en La Corta, por este mismo motivo. Todos ellos, se marcharon de sus casas como medida preventiva y ante la proximidad del agua a sus viviendas, aunque tan sólo los desalojados de La Corta han hecho uso de los recursos habilitados por la Delegación de Bienestar Social para alojarse. Sólo los vecinos de dos de las viviendas de la barriada La Corta han hecho uso de los recursos puestos a disposición por Bienestar Social. El Ayuntamiento confirma que no ha habido daños personales.

 

To Top