Campiña

Unión Rural exige que se retome la agenda del río

La federación de asociaciones de vecinos/as de barriadas rurales “Unión Rural” se volvió a reunir el pasado martes 14 de mayo en La Ina con varios vecinos y colectivos de la zona rural, en una cuarta jornada de trabajo sobre el río Guadalete en la que se concluyó exigir al consejo Local de Medio Ambiente que se retome el Grupo de TRabajo sobre el río guadalete.
Además de la junta directiva y socios de Unión Rural, entre quienes se encuentran representantes vecinales de barriadas rurales afectadas por las inundaciones, también asistieron representantes de otras asociaciones solidarizados con esta problemática, la federación de asociaciones de mujeres rurales Sol Rural, así como vecinos a título personal.

Entre las conclusiones tomadas Unión Rural acordó exigir que se retome el “Grupo de Trabajo del Guadalete”, constituido por el consejo local de Medio Ambiente de Jerez el 14 de septiembre de 2010, cuyo propósito consistía en analizar los problemas de los recursos hídricos del río Guadalete así como buscar soluciones en base a la línea estratégica de actuación sobre Medio Natural y Rural,
que marcó en julio de 2009 el plan de acción “Agenda 21” de Jerez. Sobre todo, por la necesidad de diferenciar y destacar las medidas que son de naturaleza urgente e inmediata y por la necesidad de una recuperación integral del río Guadalete, entendiendo que es un recurso ambiental, económico y social.

Con esta acción, Unión Rural pretende tener información sobre las actuaciones que se van a llevar a cabo en el río y el estado en el que se encuentran los proyectos pendientes. Para ello la federación pretende reunirse a nivel local con las administraciones que tienen competencia en el tema del río así como con las administraciones a nivel provincial; promover las iniciativas de acción que en su día se aprobaron en el pleno municipal por unanimidad, y exigir que se lleven a cabo los compromisos adquiridos. En definitiva dar pasos pequeños, pero afianzados, en nuestras reivindicaciones.
“Aquí todo el mundo se ha mojado y ha estado mojado, con las botas puestas”, manifestó Mónica Castellet, secretaria de Unión Rural y delegada de Alcaldía de La Ina, quien está recopilando desde la federación toda los datos que se han publicado sobre el Guadalete para pedir a las administraciones soluciones al tema. “Todo lo que está escrito. Todas las administraciones han expresado su opinión. Por ello tenemos que aunar todos los puntos de vista en positivo, para hacer una recuperación íntegra del río. Ese es nuestro objetivo”, expuso Castellet.
Como señala esta delegada, cuya barriada es una de las afectadas por las riadas, aun siendo muchos los puntos e intereses que alejan a los distintos agentes sociales, indudablemente hay una causa superior que aúna las divergencias y en la que todos están de acuerdo: la recuperación del Guadalete, y con ésta, la solución de los problemas que no sólo afectan a la zona rural si no a todo Jerez. Las inundaciones afectan a todos tanto a nivel local, provincial y nacional, sobre todo teniendo en cuenta la promoción que se hace del territorio cuando aparece en los medios de comunicación nacionales como el culo del mundo.
Por su parte, el presidente de Unión Rural, José Barriga, hizo hincapié en la obligación del Ayuntamiento de Jerez ahora que está gestionando, “que reavive lo que tanto pedía cuando estaba en la oposición, el compromiso adquirido”. “Son los técnicos los que dicen que el río está atascado, que el cauce del río ha perdido capacidad hidráulica de carga, eso lo reconocen los propios ecologistas. Pero lo que procuran es fumigar, gasear a la voz del Guadalete que son los que están sufriendo las inundaciones para que no se escuche el lamento del Guadalete. O sea, si quitan a toda la gente, a todos los agricultores, le quitan las tierras, les quitan las casas, pues que se salga el río y aquí nadie dice nada”, aseveró Pepe López, miembro de CGT y activista en la recuperación del río desde hace años, quien se mostró muy crítico con la respuesta que las administraciones vienen dando a las inundaciones del Guadalete.
Desde la CGT, Pepe López destacó tres cuestiones importantes: primero, que el principal problema del río es la pérdida de capacidad hidráulica por el aporte extraordinario de sedimentos finos en el cauce, habiendo documentos técnicos que lo reconocen; segundo, que el pantano inacabado de El Portal (el azud que debería haber estar acabado hace seis años) contribuye tanto a que el nivel del
río esté más alto y tenga reducido la capacidad de desagüe al 50 por ciento; y por último, que la vegetación del cauce contribuye también a que el río se atasque.
En definitiva, que se escuche la voluntad de los colectivos sociales que ya pronunciaron en varios foros como el Consejo local de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Jerez, la Agenda 21, etc. pero que sigue sin ser oída. Las prioridades que exigen los colectivos sociales conciben la creación de la mesa para la recuperación del río con representación del Consejo Local de Medio Ambiente de
Jerez, la limpieza del cauce y riveras del río, la terminación del pantano de El Portal o su eliminación y el control de vertidos de aguas residuales ajustados a la ley.

To Top